Revista de filosofía

Editorial #52

471

PORTADA: FOTOGRAFÍA DEL MURO FRONTERIZO MÉXICO-ESTADOS UNIDOS. TOMADA DEL SITIO DEL PERIÓDICO VENEZOLANO “PANORAMA”: HTTPS://WWW.PANORAMA.COM.VE/MUNDO/AP-UNA-MIRADA-AL-ESTADO-DEL-MURO-EN-LA-FRONTERA-ENTRE-ESTADOS-UNIDOS-Y-MEXICO-20190405-0047.HTML

 

El dominio actual tiene mútiples rostros, casi todos ellos amables y, por ello, aparentemente deseables, lo que hace que no podamos identificar de manera clara las posibilidades de resistirle o de fugarse del mismo. Si pudieramos hablar de una experiencia que nos atraviesa globalmente ante dicha condición, tal vez podríamos decir, siguiendo a Santiago López-Petit, que es la impotencia:

La impotencia existe siempre como sensación de impotencia y la sensación de impotencia se produce «ante» algo que nos aplasta. En la época global no es muy difícil dar nombre a ese «algo» que nos impone una relación asimétrica. Hoy sentimos impotencia ante el desbocamiento del capital. El desbocamiento del capital es el acontecimiento único que –repitiéndose en cada momento y en cada lugar– unifica el mundo al conectar todo lo que en él pasa. Esa repetición compleja –que es a la vez fundadora y desfundadora– es a lo que denominamos globalización neoliberal.[1]

Esa sensación de no poder ante el poder que se nos filtra en el cuerpo y entre los cuerpos, afectaciones que no alcanzan un punto de sublevación y que nos hacen vivirlas desde la frustración, la angustia y la más de las veces en la cómoda indiferencia. Una de las razones por las que nos es tan difícil pasar a un hacer, y no petrificarnos en la mera indignación como experiencia política de nuestra época, es porque no podemos dar cuenta del mundo en el que estamos inmersos y que se nos presenta como realidad única, por lo menos, no podemos dar cuenta de él si pretendemos, como refiere Suely Rolnik[2], hacerlo como una simple calca o copia de la realidad. La realidad que vivimos como impotencia se mueve y actúa sobre nosotros con tanta violencia como un mar embravecido en el que es imposible detenerse para saber qué rumbo tomar, el rumbo se tendrá que trazar en medio del vehemente movimiento y para ello no hay otra forma que cartografiar.

Este Dossier denominado: Cartografiando la conflictividad político-social desde Latinoamérica: alternativas a la impotencia, tiene como objetivo trazar desde diferentes aristas, pero desde una compartida posición geopolítica, una cartografía que nos aproxime a la comprensión de la conflictividad sociopolítica que vivimos para alejarnos de la impotencia como experiencia común y empujarnos a un hacer en medio del movimiento. Eligiendo Latinoamérica como una posición estratégica ante una experiencia global; los diferentes textos que conforman este dossier comparten esa mirada estratégica, pero lo hacen desde la multiplicidad y la diferencia.

 

Mayra Eréndira Nava Becerra
Editora invitada del número 52

 

Notas

[1] López-Petit, Santiago, Los espacios del anonimato: Una apuesta por el querer vivir, Disponible en: http://espaienblanc.net/?cat=8&post=749

[2] Cfr. Rolnik, Suely, Cartografía sentimental, UFRGS, Porto Allegre, 2006.